Volver al blog

Guía básica de optimización en buscadores (posicionamiento SEO)

Existe mucha información al respecto de optimización SEO, pero en años no hemos encontrado nada conciso y pensado para usuarios “regulares”, que no se llevan precisamente bien con el marketing digital, y a quienes frases como “posicionamiento web”, “marketing de buscadores”, SEO On Page y Off Page, o linkbuilding, les suena a chino.. Por eso hemos tomado la Guía de optimización en buscadores (SEO) de Google, y la resumimos para armar esta guía práctica y completa, que compartimos con ustedes porque creemos que internet es un espacio donde el conocimiento y material de calidad debe transmitirse y difundirse.

Publicado por:

Seguramente usas Google constantemente, y habrás notado que los primeros resultados suelen ser los más acordes a lo que buscas y de mejor calidad. Los motores de búsqueda ayudan a los usuarios a encontrar contenido sobre una determinada temática indexando páginas en sus bases de datos para luego mostrarlas en sus resultados por un orden de relevancia y calidad en relación al criterio de búsqueda. Por eso, los buscadores son los principales aliados de los sitios web para atraer nuevas visitas.

Existen ciertas prácticas que podemos realizar para hacer que nuestro sitio web figure en más cantidad de búsquedas de Google, y en mejoxres posiciones (idealmente en la primer página de los resultados). Hemos dividido las optimizaciones en dos grandes grupos, las on page, que son aquellas que realizamos directamente en nuestro sitio web, y las off page, que realizamos fuera del mismo.


Optimizaciones on page


Optimizar el contenido

El contenido útil y bien presentado es, probablemente, el factor más importante de los que se mencionan en esta guía para que un sitio web tenga un buen posicionamiento en los buscadores. Los usuarios reconocen el buen contenido en cuanto lo ven y es factible que lo recomienden a otros usuarios, ya sea mediante entradas de blog, en redes sociales, e-mails, foros u otros medios.

Los comentarios orgánicos y la difusión son los factores que ayudan a dar una buena reputación a los sitios web, y, para conseguirlo, generalmente se necesita contenido de buena calidad. Un sitio web bien optimizado pero que ofrece algo que no le interesa a nadie, nunca será bien posicionado en los buscadores. Debes descubrir lo que los lectores quieren, y ofrecérselo.

Hacer un sitio comprensible para google, y los usuarios

Consideremos que los robots de Google cuando “leen” el contenido de mi sitio, recorren los archivos que le hemos permitido rastrear, examinando textos, imágenes, estructuras de carpetas, etc. Es importante considerar ciertos aspectos a la hora de generar todo el contenido de mi página web para poder ayudar a Google (y a los usuarios) a entender el contenido de mi sitio.

Debemos considerar, a grandes rasgos, que aquellas temáticas relacionadas a las posibles consultas y búsquedas donde más nos interesen figurar, estén reflejadas en los textos que escribimos, en las imágenes que usamos, en los vínculos internos y externos del sitio, y en todas las piezas de contenido. La presentación de dicho contenido debe ser ordenada y concisa.

Elegir adecuadamente los textos

Los textos deben estar escritos con expresiones similares a las que usaría un usuario regular de nuestro público objetivo en sus búsquedas. Por ejemplo, en nuestro país de honda cultura futbolera, al jugador que defiende el arco le decimos “golero” o “arquero”. Si queremos figurar ante búsquedas referidas a este tema y nuestro sitio está dirigido al público local, debemos intentar usar esas expresiones en vez de “guardametas”, o “portero”.

Debes considerar estas diferencias en comportamiento de búsqueda a la hora de escribir el contenido (por ejemplo, haciendo una buena mezcla de frases con palabras clave), y seguramente lograrás resultados positivos. Los textos que refieren al contenido más relevante de nuestro sitio deben procurar repetirse una considerable cantidad de veces en el sitio.

Además es importante que usemos las etiquetas de encabezado (h1, h2..) adecuadas para destacar los textos más importantes y marcar las distintas jerarquías en el texto, sin abusar de las mismas.

Optimizar y describir las imágenes

Las imágenes, por otro lado, no son exactamente “vistas” por los buscadores, ya que los robots de Google sólo interpretan el texto de un código y no “miran” los píxeles de una imagen para saber de qué tratan. Lo que hacen, en cambio, es leer las descripciones que le hayamos asignado a esa imagen, las cuales se muestran en caso de que el archivo no se cargue correctamente, y también se usan en navegadores para ciegos que suelen “leer” el sitio a un usuario con discapacidad visual. Por eso, Google considera muy positivo que todas las imágenes tengan los atributos “alt” y “title”. Por un tema de experiencia de usuario, aparte de posicionamiento SEO, las imágenes deben estar optimizadas para web.

Agregar vínculos internos y externos

Los vínculos del sitio también son muy determinantes en el posicionamiento SEO del mismo. Es importante que la información que ofrecemos de interés tenga vínculos internos a otras páginas del sitio. A su vez, también es importante que el sitio tenga vínculos a otras páginas externas, y desde otras hacia el sitio. Esto se conoce como linkbuilding, una práctica con la que debemos ser muy cuidadosos, ya que actualmente no se prima la cantidad de enlaces entrantes a una web, sino la calidad de los mismos.

No debemos olvidar que los links deben tener también un atributo de título, el cual se asigna con la etiqueta “title” dentro del elemento “a”. Tanto el texto como el título del link deben transmitir como mínimo una idea general sobre el contenido de la página enlazada. También debes chequear que los links de tu sitio web no estén apuntando a páginas que han caducado y están caídas (error 404). Existen numerosas herramientas online que chequean los links rotos de un sitio, como broken link check.

Etiquetas meta (metatags)

Otra optimización SEO elemental que debemos hacer en el contenido del sitio es agregar las etiquetas de título y descripción a cada página, conocidos como metatitle y metadescription. La etiqueta <title> indica a los usuarios y motores de búsqueda cuál es el tema principal de una página específica. Procura escribir un título único para cada página, que sea breve (menor a 70 caracteres) y descriptivo. La etiqueta de descripción es la que muestra un fragmento resumido del contenido de la página, se recomienda que tenga relación directa con el contenido, y que sean concisas (entre 150 y 230 caracteres).

Existe otra etiqueta meta conocida como “meta keywords” o “palabras clave”, que inicialmente tenían un rol muy preponderante en la indexación de las webs, pero desde hace ya un tiempo que varios buscadores dejaron de considerarlas en su rastreo ya que muchas empresas estaban utilizándolo en demasía, e intentando engañar a los robots de Google escribiendo las mismas palabras clave decenas de veces con pequeñas variaciones.



Usar etiquetas de datos estructurados

Otras etiquetas que se pueden agregar a los sitios que ayudan al posicionamiento SEO de los mismos son las de datos estructurados, una evolución de las previas tarjetas enriquecidas (rich snippets). Estas tarjetas proveen un formato a los resultados mucho más atractivo, que puede incluir imágenes en los resultados, a veces en forma de slider, con información de interés que permite al usuario conocer rápidamente ciertos detalles básicos sobre un producto o tema. Existen diferentes tipos de tarjetas enriquecidas, y no todas ellas aplican a cualquier negocio o sitio web. Los restaurantes pueden incluir sus recetas con datos estructurados, los cines y teatros pueden mostrar sus estrenos en formatos deslizantes, mientras que músicos y bandas pueden ofrecer sus álbums y canciones directamente en los resultados de Google también. Existen muchos formatos más, pero los que aplican a casi cualquier empresa son los que sirven para mosrtar: datos de contacto como el teléfono o la ubicación de un negocio, su logotipo, los precios o calificaciones de productos, la fecha y nombre de autor de un artículo, entre otros.


Usar URLs únicas, sencillas e ilustrativas

Las URL también transmiten información sobre el contenido de una página. Es posible que las URL demasiado largas y crípticas con pocas palabras reconocibles intimiden a los usuarios.

No deseado:

https://bigweb.com.uy/carpeta1/2216874/v2/174389.html

Deseado:

https://bigweb.com.uy/notas/posicionamiento-seo.html

Además, si los usuarios quisieran compartir nuestra página, es posible que usen la URL como texto de enlace. Si usas URL’s con palabras relevantes estarás brindando más información sobre la página que si usaras un ID o un nombre extraño. Es importante considerar también que la URL se muestra debajo del título en los resultados de Google.

Estructura y organización de carpetas

Utilizar una estructura de carpetas que organice adecuadamente el contenido y permita que se identifique dónde se encuentra cada cosa con facilidad es otro punto favorable al posicionamiento SEO. El tipo de contenido de una página se puede identificar también en la URL mediante el uso correcto de directorios.

Estructura de carpetas óptima

Navegación del sitio

Procura tener una navegación clara y coherente en tu sitio web. Casi todos los sitios tienen una página principal donde “aterrizan” los usuarios, y desde allí van a distintas páginas para ver un tema específico. Si tienes cientos de productos considera clasificarlos en categorías y subcategorías. También puedes incluir una página específica de navegación que muestra la estructura de la web a los usuarios. En el caso contrario, procura no hacer muchas páginas y secciones si no hay un contenido relevante para cada una. Utilizar “rutas de exploración” (breadcrumbs) es una muy buena práctica que también beneficia al posicionamiento SEO. Se recomienda utilizar los datos estructurados para rutas de exploración de Google en los mismos.

Indicar a Google qué páginas no deben rastrearse

Existen páginas que podrían tener cierto contenido que no nos interesa que Google rastree en sus búsquedas, porque tienen contenido nulo, o no relevante, y afectarían negativamente nuestro posicionamiento SEO. Por ejemplo, una página de error 404 suele omitirse a los buscadores. Para hacerlo, podemos asignarle a esas páginas una etiqueta meta de noindex, o crear un archivo robots.txt en el directorio principal del sitio con las configuraciones correspondientes para que no la indexen.

Ten en cuenta que para permitir a Google indexar y renderizar el sitio de mejor manera, debes permitir que el robot vea la página tal cual la vería un usuario regular. Para ello debe poder acceder a los archivos JavaScript y CSS, así como a las imágenes del sitio web. Si el robots.txt no permite el rastreo de estos elementos, los algoritmos de Google no podrán procesar el contenido correctamente, lo cual puede afectar negativamente al posicionamiento del sitio en buscadores.


Optimizaciones off page


Promocionar el sitio web

Darle difusión a tu sitio web para generar tráfico hacia él es elemental para su posicionarlo SEO. La difusión se puede hacer mediante medios online como blogs, redes sociales, o e-mail marketing; y también desde medios offline como en tarjetas membretadas o afiches, donde se puede imprimir tanto el link del sitio como un código QR que acceda directamente a él.

Analizar el rendimiento de búsquedas y el comportamiento de los usuarios

La optimización SEO no es algo que se deba hacer en cierto momento para luego considerar que “ya quedó todo hecho”, y sentarse a esperar que los usuarios fluyan masivamente al sitio. Debemos supervisar y analizar el rendimiento de la web para perfeccionarla constantemente. Google proporciona una herramienta gratuita para hacerlo que es el Search Console.

Al utilizar Search Console, el sitio web no se beneficia automáticamente ni recibe un trato preferencial, pero sirve para permitirnos identificar problemas y solucionarlos para mejorar el rendimiento del sitio en los resultados de búsqueda. Google Search Console también permite analizar el comportamiento de los usuarios para conocer qué tipo de tráfico recibe. La herramienta de Google Analytics proporciona información valiosa sobre cómo acceden los usuarios y cómo se comportan en el sitio, cuál es el contenido más popular de tu sitio web, y qué impacto tienen las optimizaciones que realizas en el mismo. En bigweb proveemos a nuestros clientes regulares (con contratos mensuales) un resumen mes a mes que les ilustra de manera más clara y concisa las estadísticas reunidas de Google Analytics y las redes sociales que les administramos. Aquí puedes ver un ejemplo de nuestros informes de rendimiento mensual.

Agregar empresa a Google+ y Google Business

Entre las redes sociales, no sorprende que la que más influencia al posicionamiento de un sitio en los buscadores es Google +. Procura tener un perfil lo más completo y actualizado posible en esta plataforma que esté vinculado al sitio web.

También es muy recomendable agregar la empresa a Google Business, sobretodo para poder mostrarlo en Google Maps, y recibir calificaciones positivos de usuarios en Google..



Publicaciones recientes


Suscríbete a nuestro newsletter


Volver al blog